Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Oh capitán, mi capitán




· Sólo al soñar tenemos libertad, siempre fue así y siempre así será.

· La verdad es como una manta que siempre te deja los pies fríos. La estiras, la extiendes y nunca es suficiente. La sacudes, le das patadas, pero no llega a cubrirnos. Y desde que llegamos llorando hasta que nos vamos muriendo sólo nos cubre la cara, mientras gemimos, lloramos y gritamos.
· Les contaré un secreto: no leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana; y la raza humana está llena de pasión. La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería... son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida humana. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor son cosas que nos mantienen vivos.
·  Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, queria vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida. Dejar de lado todo lo que no fuera la vida. Para no descubrir en el momento de la muerte, que no había vivido.
· Que tú estás aquí, que existe la vida y la identidad. Que prosigue el poderoso drama y que tú puedes contribuir con un verso.


El club de los poetas muertos.

2 comentarios: